viernes, 28 de noviembre de 2014

Segundo aniversario de Jabones felices y sorteo

Por estas fechas celebro el aniversario de Jabones felices, y ya vamos por el segundo.
Aunque en realidad lo que celebro es la publicación de este blog y la página de facebook, porque los jabones ya llevaba varios meses haciéndolos, y como no me acuerdo de la fecha exacta, pues celebro esto (je).
Esta vez me apetece sortear dos jabones, que serán para la persona ganadora del sorteo.


Los jabones en cuestión son un “corazón de sal” y otro de barros del Mar Muerto, el envío se hará al territorio español.
El sorteo se realizará el próximo 3 de diciembre.
Para participar solo hay que dejar un comentario diciendo que quieres participar, o también puedes hacerlo en el comentario que he dejado en la página de facebook.

Si te apetece darle a “me gusta” en la página de facebook de Jabones felices y/o ser seguidor/a del blog, de antemano te doy las gracias ;)

Podéis compartir.

¡Gracias!

domingo, 16 de noviembre de 2014

Jabón de neem

Este es el primer jabón que hago con aceite de neem (Azadirachta indica), pronunciado nim. 
Este aceite es usado tradicionalmente por los agricultores de la India como fertilizantepesticida insecticida naturales.


Según algunas investigaciones es muy apropiado para calmar y controlar los síntomas de la psoriasis, debido a que este aceite es antibacterial, calma la rojez e irritación en la piel, emoliente y suavizante, mejorando la salud de la piel.


También ayuda a ahuyentar los mosquitos.
Tiene un olor bastante fuerte que a no todo el mundo le gusta, este jabón está aromatizado con aceite esencial de árbol de té.

Más información: Neem y psoriasis
                             Aceite de neem

Componentes: agua destilada, hidróxido de sodio, aceites de oliva virgen, coco, aguacate, ricino bio, neem, manteca de karité, aceite esencial de árbol de té y vitamina E.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Jabón de coco y cacao 2.0

Qué me gustó este jabón cuando lo hice por primera vez.
Deja la piel suave, hidratada, y tiene ese olor tan rico a clavo.


Esta ocasión he controlado mucho más la traza, aunque el aspecto de la primera tanda gustó y llamó la atención, no era mi pretensión que saliera así.


Con leche de coco y cacao puro en polvo, hace que sea cremoso, suave y antioxidante.
Espero que os guste.

Componentes: leche de coco, agua destilada, hidróxido de sodio, aceites de oliva virgen, girasol, almendras dulces, coco, palma bio, manteca de cacao, cera de abeja ecológica, cacao puro en polvo, aceite esencial de clavo y vitamina E.

martes, 4 de noviembre de 2014

Manteca de bayas de laurel paso a paso

He hecho hace poco jabón de laurel (Laurus nobilis), aun no está curado, así que dentro de unos meses publicaré las fotos, quiero en esta entrada explicar paso a paso cómo he obtenido el aceite de bayas de laurel, el cual he hecho de forma totalmente casera.


Recolectar las bayas es muy fácil, pues no es necesario varear, ni hacer un gran esfuerzo.
Una vez que se tienen recolectadas las bayas, se les puede dar un enjuague para limpiarlas un poco.


Para poder extraer el aceite hay que machacarlas y se puede hacer de dos formas:
ü  A mano. Este método es un poco cansado y tedioso si tienes muchas bayas que machacar. Lo puedes hacer en un mortero, o coger un taco de madera y en una tabla también de madera colocar varias y con el taco ir machacando.
ü  Con la thermomix: el inconveniente de este método es que hay que estar atentos a que todas las bayas estén trituradas, porque algunas se trituran demasiado y otras apenas nada. Mejor hacerlas poco a poco. Atención con triturar muchas a la vez, al ser una baya bastante dura, puede estropear las cuchillas. La gran ventaja es que se tarda muy poco tiempo y es más cómodo. 


La baya es toda semilla, el aceite se obtiene de esa pulpa que hay entre la piel y la semilla. 


Una vez machacadas todas, se colocan en una olla y se cubre con agua destilada. Se calienta a fuego medio-bajo, y cuando rompe a hervir se deja unos 40 minutos bajando el fuego un poco más. Se va removiendo para que todas las bayas suelten el aceite.

En ese tiempo, el aceite se habrá disuelto y mezclado con el agua y los restos que sueltan la piel de la baya.
Pasado ese tiempo se espera unos 10 minutos para que enfríe un poco.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...